Home > Revista > Las mil caras de Walibi Holland




Monday, el 04.11.2013 | Este texto está escrito en las rúbricas Columns, Artículos y Parques de atracciones.

Las mil caras de Walibi Holland


Hoy en día las compras y ventas de propiedades constituye uno de los juegos favoritos de cualquier empresa global que se precie. La lucha feroz por hacerse con productos rentables llega también hasta nuestra afición por los parques y hay recintos que se ven directamente afectados. Es el caso de Walibi Holland, un parque que lleva cerca de dos décadas de inestabilidad, cambio de nombres y de directivas y que, por lo que parece, en las últimas temporadas ha podido encontrar un justo punto de equilibrio.

Las entradas ¡Que comience la diversión!
Todo empezó un lejano 1971, cuando el lugar fue elegido para situar Flevohof, una especie de parque temático con ambiente rústico y granjero donde las familias acudían para aprender sobre la vida en el campo y sus costumbres. Con la oleada de construcción de parques temáticos a principios de los 90, Flevohof entró en bancarrota y fue adquirido en 1993 por el grupo inversor Walibi Group que lo convirtió un año después de Walibi Flevo, otorgándole gran número de atracciones espectaculares, entre ellas la primera SLC de Vekoma en todo el mundo: El Condor (todavía activa y funcional a día de hoy).

En 1998 y tras 4 años de funcionamiento Premier Parks Inc. decidió realizar la compra de Walibi Flevo y una exhaustiva transformación con el añadido de 30 nuevas atracciones mecánicas, facilitando el paso a una mega-empresa por todos conocida a nivel mundial: Six Flags. La empresa norte-americana invirtió muy fuerte en toda Europa con diversos parques comprados, pero fue en Six Flags Holland (el nuevo nombre que otorgó al recinto holandés) donde más invirtió, queriendo convertir el parque en el centro neurálgico de sus actividades en el norte de Europa.

Una década de constantes cambios

El "sueño americano” duró más bien poco ya que 4 años después, en 2004, Palamon Capital Partners compró un decadente recinto para transformarlo en el buque insignia de una efímera compañía llamada StarParks. Regresó el topónimo Walibi a su nombre y pasaría a llamarse en 2005 Walibi World. Un año después el relevo lo adquirieron Grévin & Cie. (más conocida como Compagnie des Alps) que tomó posesión de otros tantos parques repartidos por el centro de Europa, herencia directa de una huidiza Six Flags.

Cinco años más tarde, en 2011, Walibi World recibía una de las campañas de restauración y marketing más espectaculares de la historia, con el añadido de una nueva imagen (mucho más actual y juvenil), nuevas mascotas, nuevos espectáculos e incluso nuevas atracciones. Por supuesto, su nombre cambiaba oficialmente y pasaba a llamarse Walibi Holland, que es como hoy en día es conocido por todos nosotros.

Más impresiones

Bild links Bild rechts
  • Speed of Sound 
Atracción de Walibi Holland<br />© Jivo
  • Walibi Holland<br />© Jivo
  • Space Shot<br />© Jivo
  • Robin Hood<br />© Jivo
  • Goliath<br />© Jivo
  • Goliath<br />© Jivo
  • Goliath<br />© Jivo
  • La Grande Roue<br />© Jivo
  • g-Force<br />© Jivo
  • Fanshop<br />© Jivo
  • Excalibur<br />© Jivo
  • El Rio Grande
<br />© Jivo

Numerosos y desconcertantes cambios que han regalado a los entusiastas joyas como la citada El Condor, un poker de lujo añadido con la reinauguración en el 2000 por parte de Six Flags Holland que supuso contar con La Via Volta, Robin Hood, Superman The Ride o Flying Dutchman Gold Mine o la reciente metamorfosis del parque cuyo principal exponente lo encontramos en Speed of Sound (la musical transformación de la largamente cerrada Via Volta en una shuttle-coaster digna y admirada a nivel mundial).

Un ejemplo el de hoy, con Walibi Holland, de lo que jamás debería ocurrir con ningún parque temático. De un juego de dueños, cambios de manos y baile de máscaras que lo único que hace es empobrecer la imagen de un parque, añadir parches inadecuados y gastar el verdadero propósito de este tipo de recintos: maravillar con el uso de la tematización a un sorprendido cliente. No lo olviden, por favor.


Ten en cuenta
Los textos de los escritores de columnas expresan sus opiniones personales y no representan necesariamente las del editorial de parkscout.

Informaciones sobre el escritor Xavi Rodríguez (Jivo)

Xavi Rodríguez (Jivo), de 28 años, decidió un buen día empezar a viajar y recorrer uno a uno los parques que encontrase en su camino por el mundo, fascinado con la magia y el encanto de cada uno de ellos. Desde hace 3 años escribe un blog especializado bloggercoaster.com en el que intenta reflejar su punto de vista personal y crítico, sin ataduras a ningún parque en concreto y ofreciendo la oportunidad de conocer todo tipo de parques, desde los discretos a los muy conocidos. Amante de la calidad temática, del tacto old-school y del trabajo detallista, confiesa ser fanático del inconfundible estilo europeo.



© parkscout/XR



COMENTARIOS     Deja tu comentario

¡Todavía no se ha dejado ningún comentario!


Deja tu comentario aquí


Nombre (se visulizará)


Dirección de correo electrónico (estará oculto, opcional)


Sitio web (se visulizará, opcional)
Tu comentario


Por favor, teclea los caracteres de la imagen
(dos palabras, espacio entre ellas)




Atracciones relacionadas
Parques de atracciones
 Walibi Holland


Recomendar éste artículo